Las odiosas comparaciones (La Tribuna, 15-09-15)

L

Parece que al entrenador del Albacete Balompié no le gustan las continuas comparaciones que en este arranque de temporada se están haciendo del equipo respecto al año pasado. Es normal porque tiene mucha razón al afirmar que el equipo no es el mismo, tampoco los rivales y mucho menos la experiencia que ya se tiene este año y no existía el pasado. De todas formas los números están ahí y los problemas del equipo, también. Porque el Albacete ha arrancado la temporada con las mismas carencias que fueron una constante el año pasado, la fragilidad defensiva y las dificultades para acertar en las múltiples ocasiones que suele tener el equipo.

Al menos este domingo se logró mantener la portería a cero, después de que la media de goles encajados ya empezase a ser preocupante, dos por partidos en los cuatro primeros compromisos, los tres de Liga y el de Copa.

Siguiendo con las similitudes, el Albacete ha logrado su primera victoria en la cuarta jornada, lo mismo que la campaña pasada, en la que ganó al todopoderoso Betis en el Benito Villamarín. Esta vez fue en casa, frente al Llagostera, y se suman los mismo cinco puntos que se tenían hace un año, con mejor posición en una tabla un poco más apretada.

Y si todavía buscamos más similitudes encontramos la lesión de Miguel Núñez en la mandíbula durante la pretemporada del año pasado y la sufrida por Adriá Carmona en el mismo periodo y también en la cara, aunque con menos gravedad. Y esas muchas lesiones en el arranque también se están repitiendo, algo que lo que tiene que volver a lidiar Luis César, este año con los problemas de Córcoles, Jason, Samu, Juan Carlos y a ver lo que tiene Diego Benito, que ayer se tuvo que retirar con molestias.

Pero ahora es el momento de romper las comparaciones y demostrar que este equipo es más competitivo que el del año pasado, porque llegados a este punto vinieron las siete derrotas consecutivas que sumieron al Albacete en una depresión de la que costó mucho salir, aunque se consiguió a base de confianza, trabajo y eficacia a la hora de reforzar la defensa en el mercado invernal.

Luis César tiene razón al afirmar que no se puede comparar porque el equipo es distinto. Este año muestra más recursos ofensivos. Sólo falta que se afine la puntería, para pasar menos apuros.

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets