Recuerdos de un pasado mejor (La Tribuna, 08-09-15)

R

El sábado se reunió la gran familia del CV Albacete. Jugadoras de distintas épocas, entrenadores y directivos se juntaron para dar las gracias a Manolo Castillejos por todo lo que este técnico albaceteño, tristemente desaparecido el pasado verano por una grave enfermedad, dio por el club y por el voleibol femenino.

Anécdotas, recuerdos y, sobre todo, amistad, fue lo que se vivió en el acto y en una posterior cena en la que la unanimidad era total a la hora de pedir que se institucionalizase un Memorial Manolo Castillejos todos los años, algo de lo que se tomó buena nota.

Uno echa la vista atrás y no puede dejar de pensar lo mucho y bueno que el CV Albacete hizo por el deporte de la ciudad, sobre todo en su categoría femenina. No podemos olvidar que el club que preside Teresa Ruiz fue el primer equipo de Castilla-La Mancha que participó en una competición europea, algo que luego hizo el Balonmano Ciudad Real, con excelentes resultados a base de talonario y el dinero de todos los castellano-manchegos, dando luego la espantá en cuanto se le cortó el grifo institucional.

Uno de los comentarios de la noche fue lo bajo que ha caído el voleibol femenino en España y el dedo acusador apuntaba a la Federación. Recuerdo cuando desde la Federación se puso como ejemplo para el resto al Murcia 2005 que presidía Evedasto Lifante. Gran ejemplo un club que al poco tiempo, después de reventar el mercado de jugadoras, dejó pufos por todos sitios y cuyo líder, el gran Evedasto, el ejemplo a seguir por los otros clubes, fue condenado en 2014 a más de cinco años de cárcel por defraudar a Hacienda. Pues sí señor, un gran ejemplo.

La pésima organización ha contribuido a que la competición sufra un descenso de nivel y, mientras otros deportes femeninos han sabido evolucionar y crecer, el voleibol ha vivido una regresión, con una liga de escaso interés y con sólo tres equipos supervivientes de la etapa en la que el CV Albacete estuvo entre los grandes.

El CV Albacete supo echar el freno a tiempo y bajarse de un carro que iba camino del desastre y echó la persiana sin dejar deudas millonarias, como hicieron otros muchos en la caída libre del voleibol femenino nacional.

Atrás quedan los buenos tiempos, recuerdos de un pasado mejor que revivimos el sábado gracias a la figura de Castillejos.

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets