La Junta más tranquila en la historia del Albacete Balompié

L

El nuevo Consejo de Administración del Albacete Balompié, con Aurelio Milla como presidente.No es que estuvieran previstas muchas sorpresas en la Junta de Accionistas que se celebró en el Paraninfo de la Universidad, pero siempre ha sido habitual que durante las asambleas se hayan oído comentarios de todo tipo, desde lo que analizaban las cuentas, los que se quejaban de los dispendios económicos de unos y otros, los que insistían en pasados mejores o peores y hasta los que protestaban porque su asiento estaba sucio.

Pero ninguno de estos habituales apareció ayer por el Paraninfo, en una Junta de Accionistas a la que se llegaba con todo bien atado, como lo muestra que todas y cada una de las cosas que se votaron se aprobaron con más del 99% de los votos presentes o representados. No llegaban a 70 las personas que acudieron a la sala, en representación de 20.635 acciones, un 59% del capital social. La gran mayoría de las acciones estaban en la mesa, con lo que las votaciones estaban claras.

Las cuentas de la pasada campaña trataron de ser explicadas y nadie pidió ninguna aclaración, algo ya de por sí raro. La ampliación también se aprobó sin ningún pero y sin que nadie pidiera ningún tipo de explicación. La Junta estaba siendo una balsa de aceite.

Llegó el momento de las elecciones y, como se preveía, no había más candidatura que la presidida con Aurelio Milla, con una sorpresa de última hora. El Consejo iba a estar formado por siete personas, pero ayer mismo por la mañana apareció una cuarta, el empresario José Luis García Navarro, que ya fue vicepresidente en el primer Consejo de Ángel Contreras. Además de Aurelio Milla repetían José Eugenio Lillo y Francisco Plaza. El adjunto Javier Sanjosé entraba como consejero, junto al referido anteriormente García Navarro. Nuevos en la plaza son Agustín Lázaro, hombre de confianza de José Antonio Iniesta, y José Carlos Martínez, de AMIAB. El que nos falta no requiere presentación, Vicente Ferrer de la Rosa ‘Ferre’. Sin lugar a dudas el que vaya a ser mayor acierto en la historia reciente del club pues debe ser la persona que más sabe del Alba y que es, además, la más querida tanto dentro como fuera del club.

Ferre fue directivo del Alba en aquellos tiempos en los que no había ni para encender, con la sede del club en aquella entreplanta de un bar en la calle del Rosario, poniendo dinero cuando hacía falta y llevándose muchos disgustos cuando el club atravesó difíciles momentos deportivos. Luego llegaron las vacas gordas y la conversión en Sociedad Anónima Deportiva, siendo consejero con Candel, Palazón, Remiro y Argandoña, que fue el que lo puso a trabajar en el club como gerente. Ahora, a pocos meses de su jubilación, el club le ofreció una pre-jubilación que aceptó, pero seguirá ligado a la entidad otra vez como consejero, y es que el Alba no puede perder a una figura mítica para la entidad, posiblemente la persona que más ha querido, quiere y querrá al Albacete Balompié.

Poca gente en el Paraninfo de la Universidad. Todo estaba atado y no hubo voces discordantes.La votación fue clara, ya que nadie más quería comerse el marrón de llevar las riendas de un Albacete Balompié cuya supervivencia está muy complicada, como luego reconoció el propio José Antonio Iniesta, que seguirá en un segundo plano, pero ayudando al club del que su hijo es el máximo accionista. La candidatura de Aurelio Milla recibió 20.186 votos de los 20.635 que estaban en la sala.

El presupuesto de la próxima temporada tampoco produjo reacción alguna entre los asistentes. Sólo un acertado apunte del que fuera consejero Luis María García Guerrero sobre el porqué no aparecían en el presupuesto las cantidades que se deben de pagar por el concurso de acreedores, señalando Milla que al no ser un gasto de esta temporada no deben aparecer en las cuentas del ejercicio, con el nuevo apunte de García Guerrero indicando que si el beneficio de las cuentas era de 26.000 euros, a ver de dónde se iban a sacar los más de 400.000 euros que el próximo agosto de 2013 habrá que liquidar como deuda concursal. La respuesta fue clara, de la ampliación de capital. Otra cosa es que la ampliación sirva para algo, porque más allá de que en la última se lograron recaudar unos 900.000 euros, cantidad insuficiente a todas luces en esta nueva ampliación, lo más preocupante es que apenas fueron 20 personas, que incluso en la próxima podían ser menos ante la situación general de inseguridad y ruina que se vive en nuestro país.

Pero lo que ya dejó a todos boquiabiertos es cuando se llegó al último punto del orden del día, los ruegos y preguntas, y nadie dijo esta boca es mía. Por primera vez desde que voy a una asamblea o Junta, lo que hago desde los tiempos del bingo Astoria, había estado en uno de estos saraos en los que nadie dijera nada llegados a este punto, por muy tarde que fuera. Será que había poco que decir o que ciertamente, ya estaba todo dicho. Lo cierto es que resultó la Junta de Accionistas más plácida en la historia del Alba, sin reproches, sin rencores, sin acusaciones y con todo el mundo de acuerdo en lo más básico, que la salvación de este club está en manos de la divina providencia.

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Mis Tweets