El baloncesto vuelve a brillar gracias al Club Cinco (La Tribuna, 25-05-10)

E

En medio de las penurias que vive nuestro deporte todavía quedan arrestos de unos pocos por luchar por mejorar, algunos con más fortuna que otros.

Una gran lástima fue lo de La Roda en la promoción de ascenso a la Segunda División B de fútbol. El equipo de Rojo se lo merecía, pero el sueño se truncó al final, con un gol postrero y un arbitraje que dejó mucho que desear. Es lo que tiene el fútbol, que pasas de la gloria al infierno en apenas un minuto y la impotencia se apodera de ti al comprobar que el nivel del arbitraje en nuestro país está infinitamente por debajo del nivel deportivo de sus competiciones.

Pero el fin de semana nos dejó otros detalles alegres, como la gran victoria del Albacete sobre el Córdoba, con la que se da otro paso de gigante para evitar un descenso que conforme pasan las semanas parece ponerse más caro. Los de abajo aprietan y aquí nadie se puede confiar. Todos dicen que con 50 puntos estás salvados, algunos que incluso con menos, pero yo no lo veo nada claro.

Y otra gran alegría nos la dio el Club Cinco con un ascenso esperado y trabajado, que devuelve a nuestra ciudad a la Liga EBA de baloncesto. La tradición, el número de practicantes y la cantidad y calidad de sus escuelas de baloncesto hacen que Albacete deba tener un equipo en superior categoría, pero resulta complicado conseguirlo cuando la imprescindible ayuda económica no llega por ningún lado.

El CABA ha peleado durante muchos años e incluso este fin de semana tuvo su oportunidad con un equipo cargado de canteranos, pero ha sido finalmente el Club Cinco el que ha alcanzado la gloria, ya que militará por primera vez en su historia reciente en la Liga EBA, porque aquel engendro del Pryca Albacete fue un gigante con pies de barro que montaron los políticos para hacerle sombra al CABA, utilizando el Club Cinco, y que se desmoronó a las primeras de cambio, siendo el estoque definitivo que se le dio a un deporte de gran proyección y que quedó hundido sin que todavía nos hayamos recuperado del todo. El Cinco tuvo que refundarse y empezó una nueva etapa en la que poco a poco se ha ido haciendo un hueco hasta llegar a la Liga EBA, que actualmente es la cuarta categoría del baloncesto nacional, tras la ACB y las LEB Oro y Plata. Cuenta con cinco grupos y, obviamente, el nivel deportivo tampoco es como para tirar cohetes, pero es un paso adelante que debe servir para montar un proyecto ilusionante que aglutine a la buena afición que por el baloncesto existe en nuestra ciudad.

Después de los efímeros y decepcionantes pasos del CABA en los últimos años, un Deportivo Albacete que también hizo historia pero que acabó, como muchos, diluido por la ausencia de recursos económicos, y la retirada el año pasado del ADB Hellín, Albacete vuelve por fin a tener un equipo en la Liga EBA y vamos a esperar que este nuevo proyecto se haga con cabeza y tenga una continuidad. Enhorabuena a Agustín Martínez, presidente del club, y a Alejandro González, su técnico, y gracias por volver a darnos un motivo para que hablemos un poco más de baloncesto.    

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets