LFP y RFEF desprecian al fútbol modesto (La Tribuna, 01-06-10)

L

El mundo del fútbol, y sobre todo sus dirigentes, nos hacen vivir situaciones rocambolescas por su nefasta capacidad organizativa. Año tras año se viven grandes polémicas en las categorías inferiores de nuestro fútbol, la mayoría de las veces por resoluciones injustas, mandamientos injustificados y ese sinfín de normativas que de pronto se sacan de la manga para hacerles la puñeta a unos y beneficiar a otros.

Y para darle una vuelta más de tuerca al tema, el fútbol español modesto vivirá en breve el total desprecio de sus dirigentes, simplemente por su incapacidad para organizar un calendario acorde a las circunstancias especiales de esta temporada.

El Mundial de Sudáfrica 2010 es uno de esos eventos capaz de paralizar un país. En los lugares donde se vive el fútbol con pasión ya sólo se habla del Mundial, de las opciones de uno y otro, de los favoritos, de los jugadores que triunfarán. Todos los medios de comunicación están centrados en el torneo por excelencia, que se celebra cada cuatro años.

Pero aquí en España los dirigentes de nuestro fútbol son tan inteligentes que sólo tienen cerrada la Primera División. El resto de competiciones siguen funcionando, a pesar de que el Mundial esté a punto de ponerse en marcha. El desprecio por los modestos, no me negarán, clama al cielo. Incluso la Segunda División, con tres jornadas todavía por disputarse, tiene que compartir protagonismo con el Mundial. La lucha por el ascenso y el descenso estará metida en las últimas páginas de los diarios deportivos nacionales y no tendrán repercusión televisiva porque al Kun Agüero le habrá salido un uñero, a Torres le habrán tatuado una copa del mundo en el muslo y a Kaká le habrán llevado al psicólogo para superar su aciaga temporada con el Real Madrid.

La Liga de Fútbol Profesional y la Real Federación Española de Fútbol tendrían que tener más tacto, y haber diseñado unos calendarios razonables para que no se solaparan las competiciones y que los esfuerzos de los equipos de Tercera y Segunda B que buscan el ascenso de categoría no tuvieran que competir con un Francia-México, un Camerún-Holanda o un Portugal-Brasil.

Hasta el Fundación Albacete femenino estará luchando por el ascenso a Superliga con el Mundial ya empezado. Y es que los calendarios están hechos, con perdón, con el culo, y también parte de culpa la tiene los clubes, que se las tragan dobladas primero y se quejan después.

Esta claro que a los dirigentes de nuestro fútbol sólo les interesa la Primera División. El resto, todos esos que apenas reciben ayudas, que apenas pueden sobrevivir en el sobrevalorado mercado futbolístico, que tienen que involucrar a los grandes para que amenacen con una huelga de futbolistas para que alguien les haga un poco de caso, todos esos, que se apañen a ojo y que se busquen la vida si nadie les hace caso, pero que continúen pagando sus cuotas de inscripción, sus licencias federativas y los impuestos revolucionarios que se inventan los que mandan para poder mantenerse en la competición, todo para que los dirigentes federativos puedan viajar a gastos pagados a Sudáfrica a pegarse la vida padre y ver en primera fila el Mundial. Vacaciones pagadas para unos e indiferencia para otros.    

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets