Momentos de reflexión (La Tribuna, 22-06-10)

M

Acabó una temporada que será más recordada por el sufrimiento que por las satisfacciones. El Albacete Balompié puso fin a un año de penurias deportivas cuando se esperaba más bien otra cosa.

Por eso ahora es el momento de reflexión, de autocrítica, de corrección de errores, de mirada al ombligo para saber lo que se ha hecho mal, que ha sido mucho, y tratar de corregirlo la próxima campaña, en la que ya, desde hace tiempo, había que estar trabajando para evitar que pase lo que ha ocurrido este año.

El Consejo de Administración de Rafael Candel y José Vicente García Palazón entró demasiado tarde en el club por el orgullo y escaso cariño que siempre demostró por la entidad el anterior Consejo, más preocupado su presidente por ganarse la plaza para Sudáfrica que de solucionar los mil y un problemas que ellos mismos se fueron creando a base de prepotencia y malas formas. Pero lo que tienen las cosas, tras una mala temporada, que se salvó en la última jornada, Rafael Candel seguía el sábado siendo vitoreado por los aficionados, quizás porque el todavía presidente de honor del club tiene la suficiente capacidad para reconocer los errores cometidos, algo que nunca hicieron los anteriores, aunque fueran echados a gorrazos del cargo por parte de los accionistas.

En lo económico, habrá que ver las cuentas, que no diferirán mucho a las de anteriores temporadas, porque los ingresos son los que son. Y además está por medio el proceso concursal, que hará que la próxima temporada el presupuesto quede reducido a casi la mitad. Por ello es importante la autocrítica y la reflexión para hilar muy fino a partir de ahora.

Donde la cosa ha ido de mal en peor ha sido en el tema deportivo, porque lo que parecía un proyecto ilusionante con una plantilla de mucho nombre y mucha ambición ha quedado como un grupo de escasa implicación, problemáticos en el vestuario y que, en muchos, casos, no han remado en la misma dirección que el club que les pagaba, aunque fuera cuando podía.

Obviamente no se puede meter a todos en el mismo saco, pues en un grupo de veintitantos futbolistas hay de todo, como en botica, pero son varios los que han defraudado de manera notable la confianza que se depositó en ellos cuando se les fichó el pasado verano. Porque por muy bien que quieras hacer las cosas, al final son los futbolistas, los que saltan al terreno de juego, los que deciden y definen la temporada.

Lo deportivo requiere un profundo análisis y un mejor futuro, y también habría que revisar otras secciones del club que parecen marchar a la deriva y que quizás han quedado algo desatendidas por parte del Consejo, muy centrado en el primer equipo y en los problemas económicos. La Ciudad Deportiva, la Fundación, la cantera, el futuro del club, no parece andar por el buen camino, como así se comenta dentro y fuera, quizás porque tampoco se acertó con el timonel y, en este caso, nadie quiere reconocerlo.    

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets