En espera de un nuevo proyecto (La Tribuna, 29-06-10)

E

Una semana hace que finalizó la temporada 09-10 y ya está faltando tiempo para poner en marcha el nuevo proyecto de un Albacete Balompié que, por exigencias del guión, deberá ajustarse mucho el cinturón y, por tanto, hilar muy fino, en una temporada que seguramente marque un punto de inflexión en la historia del club manchego.

Si ya es difícil sobrevivir con proyectos ambiciosos, como el de la pasada temporada, que hizo mucho ruido pero después fueron pocas nueces, habrá que ver qué son capaces de confeccionar los actuales mandatarios del club teniendo a la entidad metida en un proceso concursal, lo que obliga a ajustarse a lo que tienes, sin ningún tipo de alegrías. Ahora no se podrá hacer eso de inflar los presupuestos con partidas por ingresos publicitarios inalcanzables o la típica de traspasos, donde uno puede poner lo que quiera, pero que difícilmente se cumple, ya que no todos los años tienes alguna perla que poder vender.

Los presupuestos se van a ajustar exactamente a los ingresos reales de la entidad, o sea, que estarán en la mitad de lo que habitualmente hemos venido teniendo en los últimos años. Es la única manera de no seguir inflando una deuda que ahora se tiene la oportunidad de liquidar a través del concurso de acreedores. Camino de solucionar lo económico, lo importante es seguir vivo mientras lo consigues, es decir, mantener el estatus de equipo de la Liga de Fútbol Profesional, lo que no será fácil a la hora de confeccionar un equipo totalmente nuevo sin apenas recursos.

Por eso una de las cosas más importantes del nuevo proyecto es acertar con el entrenador, toda vez que todos querían la renovación de David Vidal pero no ha sido posible. Ciertamente desde el club no estaban muy convencidos de que Vidal fuera el hombre ideal para liderar un nuevo proyecto, pero al menos tuvieron la delicadeza de ofrecerle una continuidad que se ganó salvando el equipo cuando nadie daba un duro por él en el mes de marzo. No hubo acuerdo y ahora se entra en la tesitura de buscar un timonel adecuado para un proyecto muy modesto, pero que debe asegurar la categoría deportiva de la entidad.

Encontrar un entrenador con proyección, ilusión y ambición no debe ser excesivamente complicado. Lo difícil luego es que la cosa funcione, que se forme un bloque equilibrado y competitivo, aunque sea con jugadores de menos nombre, pero quizás con más ilusión, pero sobre todo que el vestuario esté unido y reme en el mismo sentido, en la dirección que marque el club, la entidad.

Lo que la temporada recién terminada es de nota, con jugadores pasando de todo, otros mostrando una nula implicación e incluso los que mejores parecían pegando la espantá el día del Recreativo, donde sufrimos un mazazo que nos pudo costar la permanencia.
Pues eso, señor Candel y señor García Palazón, afinen la puntería y no la vuelvan a cagar, que experiencia no les falta, ni conocimientos, ni intención, ni siquiera el apoyo de todo el entorno, pero por favor, no la vuelvan a pifiar.    

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets