Fútbol y baloncesto, otra vez de la mano (La Tribuna, 29-04-14)

F

El Albacete Balompié logró el pasado domingo asegurar el título de campeón del grupo IV y luchará por el ascenso a Segunda División. Ese mismo día el Albacete Basket certificaba su presencia en el play off de ascenso a LEB Plata. Buen momento pues para los dos deportes más representativos de nuestra ciudad, como lo demuestran las numerosas escuelas que de ambas disciplinas aglutinan a un gran número de chavales.

Yo no se hasta que punto la vida está llena de ciclos que se repiten periódicamente, vaya usted a saber por qué. Y puede que ahora mismo estemos comenzado uno de esos ciclos bucles repetitivos, en vista del momento que ambos deportes, fútbol y baloncesto, vivieron a principio de los 90 en Albacete. Es lo que tiene llevar tanto tiempo en esto y echar mano de la memoria de vez en cuando.

En aquellos primeros años 90, un Albacete Balompié que había pasado por momentos muy críticos apenas un par de años antes, pues estuvo a punto de descender a Tercera, lograba el ascenso a Segunda y después a Primera, escribiendo las páginas más brillantes de su historia. Tres temporadas de ensueño que llevaron a un equipo desde el pozo de la Segunda B hasta la séptima posición en Primera, a punto de jugar la Copa de la UEFA.

Unos metros antes de llegar al Carlos Belmonte, por detrás de la Avenida de España y por esas mismas fechas, el ya entonces vetusto Pabellón del Parque se llenaba todos los fines de semana con los partidos del CABA. Hasta gradas supletorias hubo que poner y no cabía ni un alfiler. El equipo de baloncesto de la ciudad se manejaba en categorías superiores, con exjugadores de la ACB en sus filas, con americanos y un nivel de baloncesto que hacía las delicias de los muchos y buenos aficionados al basket. Fases de ascenso, duelos épicos con equipos como el Cáceres o el Fuenlabrada, que al poco tiempo llegaron a la ACB, o con los que ahora nos volvemos a encontrar, como el Canoe o los filiales del Real Madrid y el Estudiantes.

Emocionantes momentos los vividos en aquellos primeros años 90, con fútbol y baloncesto de moda, levantando pasiones, generando afición y moviendo a la cantera. Pues algo parecido es lo que está pasando ahora mismo en Albacete.

El equipo de fútbol tiene posibilidades de salir del pozo y ha devuelto la ilusión a la afición mientras que el de baloncesto ha recuperado las grandes jornadas deportivas del Pabellón del Parque lleno hasta la bandera, con partidazos como el vivido el pasado domingo en el que se acabó perdiendo, pero en el que se logró la clasificación matemática para luchar por el ascenso.

Como si de un bucle se tratase, parecemos volver a los 90 y ambos deportes vuelven a encontrarse en un momento dulce, levantando pasiones y moviendo a la afición. Vamos a ver si todo sigue igual que entonces, la cosa evoluciona adecuadamente y volvemos a revivir, un poco más viejos, aquellos fantásticos fines de semana de fútbol y baloncesto. Albacete Balompié y Albacete Basket lo tienen en su mano.

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets