Un poco de sensatez (La Tribuna, 06-05-14)

U

La verdad es que estamos encantados con el Alba y su magnífica temporada. Las sensaciones son inmejorables, mucho mejores que en los dos años anteriores, pero eso no quiere decir que vayamos a conseguir el éxito.

El fútbol es una ciencia incierta, cargada de factores determinantes que no están sujetos a ninguna regla conocida. Por eso nunca se pueden lanzar las campañas al vuelo antes de tiempo, y sino que se lo digan al Valencia hace unos días en las semifinales de la Europa Cup, o al Bayern Munich en la final de la Champions de 1999 cuando el Manchester United le remontó un 1-0 con dos goles en el tiempo añadido y le birló el título europeo. También le ha pasado al Albacete, en aquella promoción de 1995 con el Salamanca y el 0-2 que llevaba el partido a la prórroga en el minuto 94 y que terminó 0-5 con el Albacete descendiendo a Segunda División.

Por ello debemos ahora actuar con sensatez, sin perder, por supuesto, la ilusión y la esperanza de que este parece el año en el que estamos llamados a retornar a la Liga de Fútbol Profesional, pero siendo conscientes de que el fútbol es muy caprichoso y en una eliminatoria puede pasar cualquier cosa. Por lo menos, lo de ser campeones otorga una doble oportunidad de conseguir el objetivo, lo que tampoco garantiza nada, y sino que se lo digan al Cádiz que nos eliminó en la segunda ronda del play off de 2012, que venía de caer en la ronda de campeones por un imparable Castillla, que nos eliminó en los penaltis en la segunda ronda y que terminó cayendo otra vez en la tercera con el Lugo, también en la suerte de los penaltis.

Da igual el rival y todo lo que puedas tener estudiado ya que, en esos 180 minutos, siempre puede haber un error arbitral, un fallo defensivo o simplemente un mal día, que puede echar al traste las esperanzas de toda una temporada. La presión que llevan los jugadores es importante y por ello siempre se dice que es bueno tener en la plantilla a gente que ha jugado varios play off, porque saben a lo que se enfrentan. El Albacete tiene de esos jugadores, así como la calidad suficiente como para no tenerle miedo a ningún rival.

Pero hay un cosa que no está sujeta al azar y también es algo que puede ser decisivo en una eliminatoria a doble partido. Hablamos de la afición, que en tipo de encuentros juega un papel relevante, tanto en el partido de ida como en el de vuelta. Ver un campo como el Carlos Belmonte lleno hasta la bandera sería dar un primer gran paso hacia el ascenso. Si se repite la imagen que se vio frente a La Hoya, la afición habría puesto los cimientos necesarios para que el ascenso se produzca. Por ello es vital su apoyo, su presencia y su aliento.

Ahora toca esperar a la última jornada y al sorteo, para ver lo que nos deparará esa eliminatoria de campeones para la que también está ya clasificado el Racing de Santander, campeón del grupo I. Falta saber quienes serán los otros dos posibles rivales, los campeones de los grupos II y III.

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets