¿Y si al Albacete Basket se le ocurre ascender? (La Tribuna, 08-04-14)

¿

Cuatro jornadas quedan para el final en el grupo B de la liga EBA y el Albacete Basket tiene opciones de jugar los play off de ascenso a la liga Adecco Plata. La lucha parece centrada entre Real Madrid, Tenerife y el conjunto albacetense, toda vez que el cuarto en la tabla, Estudiantes, tiene dos derrotas más.

En su segundo año de vida, el Albacete Basket ha mejorado los números de su primera temporada en Liga EBA y se ha convertido en toda una referencia para el baloncesto de nuestra provincia, con permiso del CB Villarrobledo, que también está realizando un excelente trabajo. El equipo de Alfredo Gálvez podría jugar los play off y ¿si asciende? ¿Qué hacemos si se logra el ascenso?

Las limitaciones económicas son evidentes y competir en la Liga EBA ya supone un esfuerzo importante para un club salido de la unión de varios y cuyos dirigentes han trabajado bien con la cantera ajustando sus escasos recursos. Un ascenso supondría un gran incremento en los gastos y no habría repercusión en los ingresos.

Sólo la aparición es un gran patrocinador o el especial esfuerzo de tres o cuatro cuya unión diera los recursos necesarios harían viable una aventura para la que, quizás, no se está preparado, y no me refiero, por supuesto, al tema deportivo. ¿Habría jugadores de la casa preparados para el salto de categoría? Una pregunta complicada cuando el club apenas lleva dos años de trabajo y quizás sean necesarios cuatro o cinco para pulir esos diamantes en bruto que ya empiezan a asomar la cabeza, pero a los que todavía les falta rodaje.

Lo que está claro es que no se puede echar mano de las instituciones públicas. Es posible que con la ilusión del ascenso y la evidente repercusión mediática hubiera alguna ayuda extra, pero no nos engañemos, sería pan para hoy y hambre para mañana. Los clubes de alto nivel no pueden sobrevivir a costa de las instituciones, que deben ayudar en su justa medida, pero su principal esfuerzo debe estar destinado al deporte en edad escolar y al cuidado de las instalaciones, no a sufragar los sueños deportivos de uno u otro club que, por suerte o trabajo, alcanzan categorías semiprofesionales.

Veremos lo que pasa llegado el caso, que puede ocurrir por la marcha del equipo. Y es que el baloncesto vuelve a ilusionar a los aficionados gracias al Albacete Basket. El pasado domingo el Pabellón del Parque estaba lleno hasta la bandera, con un ambiente especial para un derbi que estuvo reñido y no exento de la polémica que siempre suscita un arbitraje que a veces demuestra estar por debajo del nivel de la categoría, pero eso ya es harina de otro costal y no un problema particular, ya que ocurre en todas las categorías y en todos los deportes.

Albacete huele a baloncesto y cientos de niños inundan las diferentes canteras que trabajan con ilusión y arrastrados por esa referencia en la que se ha convertido el Albacete Basket. Lo más importante ahora es saber conservarlo y no que un sueño quizás imposible rompa todas esas ilusiones. Me consta que en el club se está con los pies en el suelo y eso ya es una buena señal.

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets