Mucha tela que cortar (La Tribuna, 01-04-14)

M

Nadie puede negar que el pasado sábado tuvimos un subidón espectacular, primero por la imagen tan fantástica que ofreció el Carlos Belmonte, y después por la magnífica victoria sobre La Hoya Lorca que coloca al Albacete Balompié al frente de la clasificación, con todo merecimiento a la gran temporada que está realizando el equipo de Luis César.

Pero esto no acaba aquí, pues todavía quedan seis jornadas por disputarse, 18 puntos en juego, mucha tela que cortar. Como botón de muestra cabe sólo recordar que justo hace cuatro semanas, menos de las que quedan, el Albacete estaba a siete puntos de La Hoya y algunos daban ya por imposible acceder a la primera plaza del grupo. Cuatro semanas después el Alba está líder, con los mismos puntos que los murcianos, lo que dice a las claras que aquí todavía pueden pasar muchas cosas de aquí al final del campeonato.

El Albacete depende de sí mismo, pero sigue obligado a ganar en todos los campos y tiene todavía varios huesos a los que enfrentarse, sin ir más lejos esta semana el Guadalajara que con su empate frente al Cartagena se quedó fuera de los puestos de privilegio a favor del Cádiz, que por fin ganó fuera de casa con Antonio Calderón en el banquillo.

Los jugadores del Albacete lo tienen claro, principalmente porque tienen encima a un entrenador que ha conseguido devolver a la afición la ilusión por su equipo. A veces no sólo vale con hacer bien las cosas, con tener buenos resultados, también hay que transmitir al aficionado otras cosas, como confianza, juego, ilusión y compromiso. No quiero decir con esto que antes no haya habido estas cosas, pero lo cierto es que quizás ahora, por la razón que sea, se han conseguido transmitir más a los aficionados, que respondieron por encima de las expectativas el pasado sábado.

Ciertamente yo no esperaba tanta gente en el Belmonte, por aquello de jugarse en sábado, pero me sorprendió gratamente esa gran entrada que sirvió para llevar en volandas a un equipo que juega al fútbol y que logró superar a otro cuya propuesta futbolística es bien distinto. Aquí todo vale con tal de sacar resultados, pero no me irán a negar que mola mucho más ganar tocando la pelota y ofreciendo un buen espectáculo a los aficionados. Eso lo hace muy bien el Albacete, gracias al trabajo de Luis César y su equipo técnico, un lujo para este equipo. El gallego ha encajado perfectamente y seguro que parte de culpa la tienen los grandes profesionales que se ha encontrado. Juanky Calero, Pedro Gómez y Carlos Cano forman un equipo de lujo, reuniendo los conocimientos y el compromiso necesarios para tener también su parte de culpa en lo mucho que estamos disfrutando esta temporada.

Tenemos ahora un corto pero intenso camino para culminar el primer objetivo. Seis semanas para ser campeones. El equipo lo sabe y la afición también, así que suerte y al toro, que el play off de ascenso nos espera, y si es como primeros de grupo, pues mucho mejor.

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets