Cuanto mayor es la dificultad, mayor es la gloria (La Tribuna, 05-06-12)

C

Se nos quedó corto el 0-0 del Albacete frente al Cádiz en el Carlos Belmonte y habrá que volver a ofrecer la mejor cara como visitantes para alcanzar el último escalón en la lucha por el ascenso, pero como decía Cicerón, cuanto mayor es la dificultad, mayor es la gloria.
El Alba nos ofreció ese derroche físico y pasional con el que nos ha deleitado toda la temporada, pero volvió a estrellarse con el mismo mal, la falta de gol. Un equipo con la calidad de sus jugadores ofensivos no puede desperdiciar las ocasiones de gol, sobre todo frente a un rival que vino precisamente a eso, a que no le metieran ningún gol.

Después del varapalo sufrido por el equipo de José González, el técnico gaditano lo tenía muy claro y por ello salió francamente contento del Carlos Belmonte. Como bien me habían advertido, el Cádiz no jugó a nada, al menos en su ofensiva, encomendado a la velocidad de Ikechi, un velocista metido a futbolista pero con evidentes carencias con el balón en los pies, pues de lo contrario habría hecho mucho más daño a la defensa manchega.

El caso es que González fió todo el esfuerzo de su equipo en frenar al Albacete, en evitar que los manchegos marcasen un gol, pero aunque el resultado pueda ser bueno para el Cádiz, no hay que olvidar que el Albacete ha realizado grandes partidos como visitante, como el encuentro jugado en Valdebebas frente al Castilla, que terminó en empate, un mismo feudo donde el Cádiz fue goleado sin piedad por el equipo de Toril.

El Cádiz se verá arropado por un gran número de seguidores, pero tendrá que ofrecer mucho más si le quiere ganar al Albacete. Los manchegos están acostumbrados  a marcar casi siempre fuera de casa y además cualquier empate con goles serviría a los manchegos para seguir adelante. La lastima fue no conseguir una ventaja, aunque fuera pequeña, en el Carlos Belmonte, donde el Alba fue francamente mejor que el Cádiz, sobre todo en la segunda mitad.

Ha quedado muy claro el poderío del Grupo I, tanto en la primera eliminatoria, como en los partidos de ida de la segunda ronda. El Tenerife ganó en La Línea, el Lugo dejo casi sentenciada la eliminatoria ante el Atlético Baleares y el Albacete, siendo cuarto y teniendo enfrente a un campeón de grupo, no lo tiene fácil, pero tampoco difícil.

Lo más preocupante son las lesiones que están llegando en esta  recta final. El no poder contar con Tete en estos play off es un quebradero de cabeza para Gómez, ya que es uno de los jugadores que marcan la diferencia sobre el terreno de juego. Su explosividad, desparpajo y habilidad le han dado muchos puntos al Albacete y no verlo sobre el campo el próximo sábado será un alivio para José González, que ya se preocupó en la ida de que las bandas del Alba estuvieran bien cubiertas.

Habrá que fiarlo todo al pulmón de Adriá y la inspiración de los Calle, Curto y Molina, que también se está echando en falta. Pero si algo tiene este equipo es ilusión, motivación, ganas y una total capacidad para derrochar todo su esfuerzo sobre el campo. Si encuentran además el empuje de la afición manchega en el Carranza, pues seguro que el próximo lunes  el Alba vuelve a estar en el bombo.

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets