El Blog de Juan Carrizo

Artículos de Zona Press 11-12

El fútbol le debe una al Albacete Balompié (La Tribuna, 12-06-12)

Share

No me atrevería a decir que el Cádiz no se mereciera pasar la eliminatoria, sobre todo después de una prórroga en la que fue algo superior al Albacete, al menos en ocasiones claras de gol. Lo que si diré es que el Alba no mereció caer eliminado, pues aunque fuera ‘a los puntos’, mereció mucho más que los gaditanos en esos primeros 180 minutos en los que ni uno ni otro fueron capaces de hacer un gol. Demasiado respeto, demasiado miedo en el Cádiz y el mal endémico del Alba en gran parte de la temporada, el de mucho ruido y pocas nueces, con esa superioridad sobre los rivales que no se traduce en goles. Y es que el Alba, en los play off, sólo ha sido capaz de marcar un gol en cuatro partidos, el que logró Adriá en la ida frente al Orihuela, porque el de la vuelta se lo metió un defensa del conjunto alicantino en propia puerta. No podemos olvidar que en defensa sólo se recibió un gol, pero en las eliminatorias es necesario hacer algo más para seguir adelante.

Está claro que la lesión de Tete en esta recta final del campeonato ha sido decisiva, pero es increíble que un equipo con Calle, Curto, Molina y Viguera en su delantera se muestre tan impotente de cara al gol como ha estado el Alba en estos play off y en gran parte de la segunda vuelta. Quizás el problema estuvo en el centro del campo, donde no hubo un líder en la creación, un canalizador que mandara, dirigiera, empujara y ordenara. El Alba sorprendió en el inicio del campeonato con dos bandas muy rápidas, pero poco a poco los rivales le cogieron el truco y, sin más jugadas que esos balones largos desde la defensa a los costados para que extremos y delanteros se inventasen una ocasión, el equipo llegó demasiado justo de recursos a estos play off.

Nada se le puede decir a una plantilla que lo ha dado todo, que se ha exprimido sobre el campo, que ha puesto siempre la otra mejilla cuando se la ha criticado, que se ha levantado cada vez que ha caído, que supo devolver a la afición una ilusión pérdida hace tiempo y que ha remado siempre en el mismo sentido, tanto los que jugaban como los que no, demostrando que la unión hace la fuerza. Pero todo ello no ha  sido suficiente. Ya se sabía lo difícil que es ascender; son 80 equipos y sólo cuatro lo logran, dos campeones y otros dos entre 14 en tres eliminatorias. Realmente complicado y el Alba, no nos engañemos, no ha ido sobrado en el grupo más difícil de los cuatro, como está quedando demostrado en estos play off.

La temporada ha servido para recuperar la ilusión de los aficionados, para que muchos se reencontraran con el sentimiento de ser seguidor del Alba. Así, en estos play off, daba mucho gusto ver un sinfín de camisetas del equipo, de esta y otras temporadas, algunas históricas. Gente que se volvió a enganchar con el club de su ciudad, de su tierra, de sus padres, de sus abuelos, de su sangre. Eso hay que valorarlo y ahora toca saber mantenerlo, lo que no será fácil con la decepción de no haber logrado el ascenso. Todavía es pronto para empezar a hablar de la temporada que viene, pero lo que está claro es que el fútbol le debe una al Albacete Balompié, que cayó con honor, esfuerzo y casta y sólo podemos felicitar al club, a la plantilla y al cuerpo técnico por haber sabido revivir un sentimiento que ahora debemos alimentar y mantener vivo con esa ilusión de recuperar un sitio merecido y necesario en la Liga de Fútbol Profesional.

Share

Cuanto mayor es la dificultad, mayor es la gloria (La Tribuna, 05-06-12)

Share

Se nos quedó corto el 0-0 del Albacete frente al Cádiz en el Carlos Belmonte y habrá que volver a ofrecer la mejor cara como visitantes para alcanzar el último escalón en la lucha por el ascenso, pero como decía Cicerón, cuanto mayor es la dificultad, mayor es la gloria.
El Alba nos ofreció ese derroche físico y pasional con el que nos ha deleitado toda la temporada, pero volvió a estrellarse con el mismo mal, la falta de gol. Un equipo con la calidad de sus jugadores ofensivos no puede desperdiciar las ocasiones de gol, sobre todo frente a un rival que vino precisamente a eso, a que no le metieran ningún gol.

Después del varapalo sufrido por el equipo de José González, el técnico gaditano lo tenía muy claro y por ello salió francamente contento del Carlos Belmonte. Como bien me habían advertido, el Cádiz no jugó a nada, al menos en su ofensiva, encomendado a la velocidad de Ikechi, un velocista metido a futbolista pero con evidentes carencias con el balón en los pies, pues de lo contrario habría hecho mucho más daño a la defensa manchega.

El caso es que González fió todo el esfuerzo de su equipo en frenar al Albacete, en evitar que los manchegos marcasen un gol, pero aunque el resultado pueda ser bueno para el Cádiz, no hay que olvidar que el Albacete ha realizado grandes partidos como visitante, como el encuentro jugado en Valdebebas frente al Castilla, que terminó en empate, un mismo feudo donde el Cádiz fue goleado sin piedad por el equipo de Toril.

El Cádiz se verá arropado por un gran número de seguidores, pero tendrá que ofrecer mucho más si le quiere ganar al Albacete. Los manchegos están acostumbrados  a marcar casi siempre fuera de casa y además cualquier empate con goles serviría a los manchegos para seguir adelante. La lastima fue no conseguir una ventaja, aunque fuera pequeña, en el Carlos Belmonte, donde el Alba fue francamente mejor que el Cádiz, sobre todo en la segunda mitad.

Ha quedado muy claro el poderío del Grupo I, tanto en la primera eliminatoria, como en los partidos de ida de la segunda ronda. El Tenerife ganó en La Línea, el Lugo dejo casi sentenciada la eliminatoria ante el Atlético Baleares y el Albacete, siendo cuarto y teniendo enfrente a un campeón de grupo, no lo tiene fácil, pero tampoco difícil.

Lo más preocupante son las lesiones que están llegando en esta  recta final. El no poder contar con Tete en estos play off es un quebradero de cabeza para Gómez, ya que es uno de los jugadores que marcan la diferencia sobre el terreno de juego. Su explosividad, desparpajo y habilidad le han dado muchos puntos al Albacete y no verlo sobre el campo el próximo sábado será un alivio para José González, que ya se preocupó en la ida de que las bandas del Alba estuvieran bien cubiertas.

Habrá que fiarlo todo al pulmón de Adriá y la inspiración de los Calle, Curto y Molina, que también se está echando en falta. Pero si algo tiene este equipo es ilusión, motivación, ganas y una total capacidad para derrochar todo su esfuerzo sobre el campo. Si encuentran además el empuje de la afición manchega en el Carranza, pues seguro que el próximo lunes  el Alba vuelve a estar en el bombo.

Share

Demos paso a la ilusión (La Tribuna, 29-05-12)

Share

El Albacete Balompié superó la primera eliminatoria en la lucha por el retorno a Segunda, una empresa muy difícil, y más para un cuarto clasificado. De todas formas, el Alba tiene plantilla para luchar y lograr el ascenso, aunque debe exprimir al máximo sus posibilidades. Un equipo que perdona tantas y tantas ocasiones de gol, al final lo acaba pagando.

No ha sido el Alba un conjunto que durante la liga se haya caracterizado por ganar con solvencia sus partidos. A pesar de la superioridad manifiesta en algunos choques, el triunfo ha venido por la mínima o incluso se han dejado escapar puntos, aun siendo superior al rival. Ha sido igual toda la temporada, el equipo hace mucho, pero consigue poco. Al contrario, los rivales sacan petróleo de los errores que se comenten y de ahí que hayan conseguido mucho con tan poco, caso del mismo Orihuela. Viendo los dos partidos de la eliminatoria, la sensación que me queda es que el Alba tenía que haber ganado con autoridad ambos encuentros y no sufrir como lo hizo tras demostrar una notable superioridad. Es casi lo mismo que pasó en la liga regular, se tuvieron muchas oportunidades para conseguir holgadamente la clasificación para el play off, pero se consiguió a último momento y por lo justo.

Más allá de cómo se produjo, la ilusión que se ha vuelto a generar entre la afición será sumamente importante de cara a la siguiente eliminatoria y, ojalá, también en la definitiva. El Alba se metió en el play off tras un final de liga decepcionante, con resultados que no favorecieron  a que se crease un clima positivo en el entorno. Pero cuando todo el mundo rema para el mismo lado resulta más fácil retomar el buen camino, y con la implicación de toda la plantilla, se volvió a generar esa ilusión que llevó a un millar de aficionados hasta Orihuela para disfrutar al máximo con el triunfo del equipo.

La ilusión vuelve a adueñarse de la afición del Alba, igual que pasó en la Copa del Rey, y esa ilusión tiene que dar fuerzas a una plantilla que es capaz de hacer cosas muy buenas y a la que sólo falta, creo yo, que se lo crea realmente. Si este equipo tuviera sólo un pelín más de efectividad, conseguir el objetivo del ascenso estaría a su alcance y ahí es donde puede estar la clave. El grupo I ya ha demostrado su superioridad sobre el resto, pues sus cuatro equipos ganaron sus respectivas eliminatorias. El Castilla fue un torbellino que se comió al Cádiz con total autoridad, un torbellino que no logró vencer al Alba en los dos partidos de liga disputados entre ambos. Esa autoridad es lo que le ha faltado al Albacete para transmitir una mayor seguridad, pero por casta, ganas y esfuerzo no se le puede achacar nada a una plantilla que se está dejando todo por este escudo, por esta camiseta.

La afición tiene que dar ahora un paso adelante, un gran paso adelante. Este domingo el Carlos Belmonte tiene que ser una olla a presión que empuje como nunca, porque la empresa lo merece. La ilusión de devolver a este club donde se merece tiene que ser suficiente aliciente para que más de 10.000 almas se hagan una con la plantilla para permitirnos seguir soñando.

Share
Entradas Siguientes »
© 2008 by Juan Carrizo del Ramo