Con el miedo en el cuerpo (La Tribuna, 07-07-2020)

C

Suele pasar todos los años, pero no deja de sorprender como los equipos de abajo, llegado el final de liga, se ponen a ganar partidos y la lucha por el descenso se convierte en una lucha titánica, mucho más reñida que la que tienen los de arriba.

Resulta que el Albacete lleva seis jornadas sin perder y eso solo le vale para estar un punto por encima del descenso. Queda cuatro jornadas y estamos con el miedo metido en el cuerpo. El equipo, dentro de sus limitaciones y con algunos momentos insufribles para el aficionado, está poniendo todo lo que puede y no es suficiente.

El Málaga se escapó vivo el domingo, lo mismo que le pasó al Huesca, a Las Palmas y hasta al Alcorcón. El Alba no sabe rematar los partidos, certificar su dominio, demostrar su superioridad. Eso hace que cualquier resbalón pueda ser fatal en estas últimas jornadas, que se ponen cuesta arriba por los rivales que habrá enfrente. La necesidad de ganar volverá a ser imperiosa el jueves frente al Sporting de Gijón y, para ganar, hay que meter goles. La falta de gol es evidente. En lo que va de temporada los centrales no han aportado nada y el gran referente arriba, Zozulia, no marca desde el mes de octubre. Al menos el ucraniano se ve más activo en las últimas jornadas, pero no logra romper su mala racha y el Albacete necesita goles. Y menos mal que en la vuelta a la competición apareció Dani Ojeda.

Ya lo dijo Alcaraz, no perder estar bien, pero hay que sumar de tres en tres. Los empates no son suficientes. No quiero pensar como van a ser las dos últimas jornadas frente a Cádiz y Zaragoza. Lo dicho, que el miedo es libre.

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Mis Tweets