El límite de las 72 horas (La Tribuna, 02-06-2020)

E

En la pugna que se montó para volver a poner el fútbol profesional en funcionamiento pocas cosas quedaron más claras como que la salud de los futbolistas está en juego y había que implantar un mínimo de 72 horas entre partido y partido para evitar que se rompa el juguete. Porque a la vista está que el futbolista, cargado de derechos pasados por alto, ha sido tratado como un juguete en esta lucha.

Pues de esas 72 horas mínimas entre partido y partido, nada de nada, al menos en lo que al Albacete Balompié se refiere. ¿Habrá quejas, o el club tragará, como tragan todos, porque LaLiga ordena y manda?

Toca jugar los 45 minutos que quedan del Rayo-Alba y, claro, no iban a ponerlo antes que un partido mediático que marcará la vuelta del fútbol profesional como es el derbi sevillano. Por eso al Alba le toca jugar a las 22:30 horas del día 11. Sólo 68 horas después recibirá al Almería en el Belmonte. Obviamente el partido del Rayo no es completo y ahí se pueden agarrar para no meter las tan cacareadas 72 horas.

El Almería llegará fresco, el Alba con algo de carga en las piernas de los futbolistas que tengan que repetir. Y 70 horas después de este partido, al Albacete le tocará enfrentarse al Extremadura en Almendralejo. ¿Dónde están las 72 horas? El Alba llegará además con la sobrecarga del partido del Rayo, mientras los extremeños tendrán 118 horas para reponerse de su partido contra el Elche, es decir, dos días más de recuperación que el equipo de Lucas Alcaraz.

Pero hay que jugar, sí o sí, sin importar la salud de los futbolistas y generando desigualdad de trato entre unos y otros. Así es LaLiga.

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets