Un voto de confianza (La Tribuna, 03-12-2019)

U

La clasificación del CP Villarrobledo en el grupo IV de la Segunda División B no muestra, ni muchos menos, el esfuerzo y trabajo que está realizando el equipo que entrena Jesús Castellanos. Conviene recordar lo vivido la pasada campaña con prácticamente los mismos protagonistas, que culminó con un ascenso muchos años buscando y que llegó por el compromiso de unos jugadores y un cuerpo técnico que se merecía poco menos que un monumento.

Superado el bache económico gracias al enorme trabajo hecho por los hermanos Berni y Alfonso de la Cruz, y el gran apoyo recibido por parte de todo el pueblo de Villarrobledo, la ilusión de jugar en Segunda B y la cruda realidad no pueden interponerse en la cordura de tener claro el grado de compromiso y trabajo de un grupo que está ofreciendo muchas más cosas de las que dice la clasificación.

Sin ir más lejos, el CP Villarrobledo tuvo contra las cuerdas al líder Cartagena en su campo, con dos plantillas radicalmente diferentes sobre el papel, pero que se equilibraron sobre el césped, demostrando que el trabajo que se está realizando va por el buen camino.

Pagar la novatada de la nueva categoría y sumirse en una racha negativa de bajas que han condicionado, y mucho, a la limitada plantilla que tiene Jesús Castellanos, no pueden pasar desapercibidas a la hora de ser consecuentes y pacientes, porque lo visto sobre el terreno de juego no deja lugar a dudas de que este grupo seguro que es capaz de sobreponerse y salir del fondo de la tabla para ocupar un puesto más acorde a lo que está ofreciendo sobre el terreno de juego.

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets