Encaje de bolillos (27-08-2019)

E

El control económico que impone LaLiga tiene como objetivo eliminar la eterna deuda del fútbol nacional y, para ello, nada mejor que controlar lo que ingresan y gastan los clubes, no permitiendo que nadie se gaste más de lo que ingresa.

La teoría está muy bien, aunque siempre aparece el que trata de engañar y saltarse las normas, aunque eso pueda acabar en la desaparición del club y poner una mancha en la impoluta imagen de LaLiga, y sino que se lo digan al Reus. El límite salarial impide a los clubes gastarse más de lo que tienen y, ahí, el potencial de uno y otro queda expuesto de manera clara y contundente. De todas formas, no los que más tienen son los que se llevan el gato al agua.

La temporada pasada el Málaga tenía 14 millones de euros más de límite que el Osasuna, pero fueron los navarros los que quedaron campeones y ascendieron a Primera. Ninguno de los tres con límite salarial más alto lograron el ascenso, lo que demuestra que el dinero, aunque ayuda, no lo es todo.

En el fútbol resulta muy importante acertar con los fichajes. Encontrar esos jugadores que puedan ajustarse a tus limitaciones económicas y que luego ofrezcan un gran rendimiento, para lo que después entra en juego la capacidad y control del entrenador.

En el Albacete se alinearon todos los astros la pasada campaña para realizar un año de ensueño, al que le faltó la guinda. El club manchego era el 12º en límite salarial.

La dirección deportiva tiene que hacer encaje de bolillos para conformar la plantilla y luego el entrenador para encajar las piezas y hacerlas funcionar. Tengamos paciencia.

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets