Esta película ya la hemos visto (La Tribuna, 16-04-13)

E

Cuatro jornadas han pasado desde el cambio de entrenador en el Albacete Balompié y, que quieren que les diga, que tengo la sensación de que esta película ya la hemos visto.

Toda vez que el equipo logró dos triunfos consecutivos tras la llegada de Luis César Sampedro al banquillo, las sensaciones que me deja el equipo después de los dos empates, sobre todo después del de ayer frente al Lucena, es que el equipo sigue ofreciendo las mismas dudas que con Antonio Gómez en el banquillo. Esa falta de eficacia cara al gol y esos errores puntuales en el balón parado defensivo son males que acompañan al Albacete Balompié a lo largo de la temporada y parece que, de momento, el relevo en el banquillo no ha hecho variar.

Como en muchas otras ocasiones, cuando llegó el partido clave, el partido importante, el partido que podía meter al equipo manchego en la zona de play off y dar un zarpazo a un rival directo, la oportunidad se perdió como en otras tantas ocasiones idénticas o similares a lo largo de la temporada. No parece este equipo capacitado para jugársela en un partido, lo que vuelve a presentar dudas de cara a la promoción de ascenso, que por otro lado, todavía está por ver si logrará la clasificación.

Con media ocasión el Lucena se llevó un premio enorme e incluso a punto estuvo de llevarse el lote completo, lo que habría sido ya de juzgado de guardia. Nunca tantos equipos se habían llevado tanto botín del Belmonte siendo el Albacete, supuestamente, uno de los gallitos del grupo.

Los ascensos se logran en casa y, principalmente, con buenos números defensivos. El Alba en casa es una madre, y los goles encajados, sin ser demasiados, dejan en evidencia las cagadas puntuales de un equipo que acostumbra a recibir tantos en errores garrafales, impropios de un equipo de la parte alta de la tabla.
Cinco jornadas quedan para el final y como la vida sigue igual habrá que apretar los dientes y demostrar de una vez por todas que este equipo está capacitado para logros mayores. La plantilla tienen jugadores de mucha calidad y sólo queda sacarles el rendimiento necesario en esta recta final para obtener lo que más que un premio es una exigencia, moral y económica, pues la supervivencia del equipo depende muy mucho de un hipotético ascenso que cada vez queda más lejos a tenor de lo que solemos ver en el Belmonte.

Nadie pone en duda que si Adriá, Tete, Rocha, Calle, Curto, Molina, Mario Ortiz y compañía se ponen a jugar al fútbol este Albacete Balompié es capaz de ganar a cualquiera, máxime cuando estamos viendo domingo tras domingo que los equipos de este grupo  presentan muchísimas deficiencias en lo que a calidad se refiere. Sólo hay que ver la temporada de La Roda CF, con un equipo limitado en su número pero trabajador y comprometido que cumple sus objetivos.

Vamos a empujar todos en esta recta final porque el Albacete logre también alcanzar sus objetivos, aunque no se nos olvide que por mucho que todos los que estamos alrededor empujemos los que más tienen que poner son el técnico y los jugadores.

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets