¿A Quién le interesa el Mundialito? (La Tribuna, 10-06-08)

¿

Durante las últimas dos semanas, Castilla-La Mancha ha acogido la cuarta edición del Mundialito Sub-17 en la que nuevamente se ha visto el escaso interés que despierta este torneo no oficial a pesar incluso del cambio de fechas de celebración.

El Mundialito está organizado por una empresa privada, Deporgadyd, que dirigen el ex futbolista Manolo Sanchís y el ex tenista Pato Clavet. El torneo no es oficial, así que los equipos que participan lo hacen por invitación, no por haberse ganado la clasificación en otras competiciones, como ocurre habitualmente con los torneos oficiales. Pero lo peor de todo es que a pesar de que el torneo lo realiza una empresa privada, la mayor parte del capital utilizado en su realización sale de las arcas públicas.

Entre la Junta de Comunidades y los diferentes ayuntamientos de las localidades donde se juegan partidos se consigue la mayor parte del altísimo coste de este campeonato. Un derroche de dinero importante si tenemos en cuenta el gran número de clubes y deportistas de nuestra región que cuentan sus ayudas institucionales con cuenta gotas y que ven como el dinero público se va a eventos organizados por una empresa pública, como sucede con el citado Mundialito.

Nadie se quejaría si Castilla La Mancha fuera subsede olímpica, si Madrid es elegida finalmente para celebrar unos juegos, o si en cualquiera de nuestras capitales se disputa un Campeonato de Europa, o incluso del Mundo, de cualquier modalidad olímpica.

Pero este Mundialito ya ha demostrado sobradamente, en sus cuatro ediciones, el escaso interés que despierta, amén de los últimos episodios que se han producido, como las graves incidentes en el Villarreal-Sao Paulo, celebrado en Hellín, y que acabó con la expulsión del Villarreal, o los ocurridos el año anterior en Albacete con la Roma italiana, que organizó una batalla campal en plena calle en la que tuvieron que intervenir hasta las fuerzas del orden público. Todo un ejemplo para la campaña Juego Limpio.

Más deberían preocuparse nuestras instituciones, tanto locales como regionales, de los clubes y deportistas que intentan llevar el nombre de Castilla-La Mancha a lo más alto en lugar de derrochar grandes cantidades de dinero en eventos que, cada año que pasa, van perdiendo el interés y cuyos beneficios van a los bolsillos de una empresa privada.

Pero ya sabemos lo que pasa, que lo nuestro vale poco y es mejor fichar deportistas de otros lugares para conseguir grandes resultados de los que luego alardear, como ocurre con el Programa Castilla-La Mancha Olímpica, algo muy bien pensando pero en el que luego encuentran acomodo deportistas de otras comunidades, e incluso de otros países, que se afincan en Castilla-La Mancha para llevarse la subvención, cerrando el paso a los verdaderos deportistas de nuestra región, que quizás tengan menos nivel porque se les niega la progresión anteponiendo a los que vienen de fuera.

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets