El Blog de Juan Carrizo

Artículos de Zona Press 14-15

Semana clave en fútbol y baloncesto (La Tribuna, 19-05-15)

Share

Hace unas semanas veíamos consumada la permanencia del Albacete Balompié en Segunda División. Apenas faltaban unos puntos para certificar la salvación tras una segunda vuelta de lujo en la que el equipo de Luis César se había ganado a base de esfuerzo, trabajo, sacrificio y buenos resultados mantener su estatus de equipo en la Liga de Fútbol Profesional, al menos en lo deportivo. Pero nadie esperaba que el equipo volviera a entrar una espiral que en mucho recuerda a lo sucedido en la primera vuelta.

El partido frente al Alavés recordó precisamente esos encuentros de la primera parte de la competición en la que se perdía por falta de concentración y debilidad defensiva. La buena racha se sustentó en un equipo que no perdía y, si no podía ganar, empataba. Pero ahora se ha vuelto otra vez a esa primera vuelta en la que se encajaban goles al inicio y se perdían puntos en el tiempo añadido.

De los últimos 18 puntos en juego sólo se han podido ganar seis, dos triunfos y cuatro derrotas, encajando además un gran número de goles. Cómo echamos de menos a Pulido. Pero ese pasito que falta es tan corto que debe darse ya, sin esperar a una última jornada en la que todos esos fantasmas pueden aparecer y hacer temblar las piernas a un equipo que ahora mismo no anda sobrado de confianza. Esta semana, con dos partidos, será clave para sellar esa permanencia tan necesaria para solucionar los otros problemas, los económicos y una liquidación cuya resolución parece estar ligada a la consecución de la salvación matemática.

Y mientras el Albacete Balompié espera dar su paso definitivo, el Albacete Basket quiere dar un salto de categoría y meterse en la Adecco Plata, lo que sería todo un éxito en su tercer año de existencia. La fase de ascenso se juega en casa, así que no le va a faltar el aliento de su afición, pero sobre todo de lo que se trata es de disfrutar del baloncesto en una ciudad con mucha tradición y que ahora vive con ilusión esta nueva etapa iniciada en el verano del 2012 y que puede escribir otra página de su historia este fin de semana.

Ojalá el próximo lunes podamos contar la permanencia matemática del Albacete Balompié en Segunda y el ascenso del Albacete Basket a Adecco Plata.

Share

Recuperar el terreno perdido (La Tribuna, 12-05-15)

Share

No ha sido un año especialmente bueno para la cantera del Albacete Balompié, especialmente en sus equipos buques insignias. Con cerca de 400 chavales entre el fútbol base y la Fundación, y siempre con la perspectiva de que son muchos los jugadores que han salido para la Primera y Segunda División. Como club modesto, el Alba ha tenido que vender a muchas de sus perlas, pero como no hay mal que por bien no venga, eso ha repercutido en suculentos ingresos que, por desgracia, muchas veces se han malgastado después.

La travesía en el desierto del club durante los tres años en Segunda B ha tenido que lastrar a esa cantera, cuyos resultados esta temporada no son, ni mucho menos, los esperados ni los deseados.
Quizás el peor de todos haya sido el Albacete B, con jugadores que han debutado con el primer equipo, con una de las mejores plantillas de la categoría y con un trabajo cercano a lo profesional que nada tiene que ver con el que hacen la mayoría de los clubes de la Tercera División castellano-manchega. Pues con todo eso, el equipo ha estado rozando el descenso, en una temporada, sin duda, para olvidar y, desde luego, para analizar.

La otra joya de la corona, el juvenil de División de Honor, también estuvo coqueteando con la zona baja y tuvo que realizar una esprint final importante para evitar lo que habría sido una debacle. El segundo equipo juvenil, que milita en la Liga Nacional, ocupa una discreta octava posición, con más de 20 puntos de diferencia con el líder del grupo, a dos jornadas para el final del campeonato.

Por lo menos el equipo cadete ha sido campeón de la Liga Regional, lo que quiere decir que por abajo llega savia nueva para que la cantera del Albacete Balompié vuelva a ser pronto una referencia en Castilla-La Mancha.

Lo que no estuvo nada bien fue la actitud el pasado domingo del filial. Ante un rival descendido, con muchos problemas y jugando con juveniles, unos jugadores que no han dado el nivel que se esperaba de ellos en toda la temporada se cebaron con el Alcázar y pecaron de prepotentes (12-0), una actitud que no gustó ni siquiera a los aficionados locales. Eso de educar en valores no se dejó ver el domingo en la Ciudad Deportiva y, desde luego, no fue un buen ejemplo que dar ahora que el club, precisamente, está haciendo una campaña para captar jugadores para su cantera.

Share

Prueba superada (La Tribuna, 05-05-15)

Share

Pintaban bastos cuando mediado el mes de enero el Albacete finalizaba la primera vuelta como colista con sólo 18 puntos y cuatro de desventaja con el quinto por la cola, pero la confianza se mantuvo en el cuerpo técnico, algo inusual en el fútbol español, igual que unas jornadas antes, cuando se llegaron a perder siete partidos consecutivos. Es normal que el pesimismo estuviera presente entre los aficionados, con esos números de descenso.

Con seis jornadas ahora para el final de la competición, la situación ha dado un giro de 180 grados. La permanencia es virtual, tras la victoria cosechada sobre el Barcelona B y la nefasta jornada para el resto de implicados en la lucha por abajo. Con ocho puntos de ventaja con la zona de descenso y los enfrentamientos directos que deben producirse, sólo una hecatombe llevaría al Albacete otra vez a la zona roja.

Y es que los resultados del Alba han sido como la noche y el día tras el ecuador de la competición. En lo que llevamos de segunda vuelta ha sumado ya 26 puntos, ocho más que en toda la primera y con 18 todavía por disputarse. Números sin duda de equipo de la parte alta. Y todo ello sin perder su identidad ni su estilo de juego. Bien es cierto que Luis César hizo modificaciones para arropar más al equipo en la parte defensiva, donde la incorporación de Pulido y Paredes, al tiempo que la recuperación de Miguel Núñez, llegaron como agua de mayo. No se cortó de lleno la sangría de goles, pero ya no se es el equipo más goleado de la categoría, algo es algo. Esos cambios, los refuerzos invernales y enganchar una buena dinámica, cambiaron la cara de un Albacete moribundo, que ahora está muy vivo y a un paso de certificar matemáticamente la permanencia.

En el fútbol, como en otras facetas de la vida, sólo el tiempo da y quita razones. En este caso, la confianza que mantuvo el club en Luis César ha resultado un acierto que ha posibilitado que el objetivo se cumpla y que, por ende, el club pueda tener una viabilidad económica que ayudará a que se resuelva también el tema económico y el Albacete pueda cumplir el próximo 1 de agosto sus 75 años de vida con perspectivas de futuro.

Share
« Entradas Anteriores · Entradas Siguientes »
© 2008 by Juan Carrizo del Ramo