El Blog de Juan Carrizo

Artículos de Zona Press 12-13

Tiempo de espera en el Albacete (La Tribuna, 18-06-13)

Share

¿Por dónde camina nuestro Albacete Balompié? Sólo parece que lo saben ellos, porque el resto del mundo tenemos que esperar, con incertidumbre y hasta preocupación a que aparezcan las noticias que de momento ni están ni parece que se les espere hasta el 27 de junio, fecha en la que finaliza la ampliación de capital.

Más allá de la necesidad que el club tiene de ascender de categoría, que el equipo quedase eliminado en la primera eliminatoria ha dejado un enorme vacío informativo que nos tiene en ascuas.

A los futbolistas se les dijo en su momento que el 30 de junio estarían liquidados en sus deudas, pero en el final de temporada nadie del Consejo se dignó hablar con ellos. Existe confianza por parte de los jugadores, que incluso llegaron a decir que si llegado el caso había problemas retirarían las denuncias, pero nunca viene mal un poco de cariño desde los dirigentes. También es cierto que muchos veces los jugadores, en estos temas, se quejan de vicio, porque si el presidente aparece mucho por el vestuario no les gusta, y si aparece poco, también se quejan.

El caso es que los jugadores se marcharon la pasada semana y no tienen noticias sobre cuando se les pagará la importante deuda acumulada. En similar situación están los empleados del club, que lo están pasando mucho peor que los jugadores, primero porque cobran menos que la mayoría de los futbolistas y segundo porque para un empleado por cuenta ajena, con hijos, hipoteca y demás, no cobrar un mes ya es un desastre, dos una hecatombe y tres el acabose.

Para la próxima temporada, y antes de solucionar la que termina, con mucha tela que cortar, ya se habla de un proyecto ilusionante para ser primeros de grupo, pero son incapaces de hacer una oferta en condiciones al técnico y a los futbolistas que interesan porque no saben cuál va a ser el presupuesto. Todo pendiente de la ampliación de capital y del inversor. Todo castillos en el aire que no aterrizarán hasta el día 27 de junio y haya fumata blanca.

El club tiene que cerrar el ejercicio el 30 de junio, un ejercicio que ha sido un auténtico desastre en lo económico. Se ha gastado mucho más de lo que se tenía, es decir, no salimos de Málaga y nos metemos en Malagón. Un club recién salido de un concurso de acreedores que además tiene más que difícil cumplir ya está endeudado hasta las orejas a las primeras de cambio. No aprendemos.

Siempre he comentado que la ampliación de capital ha estado mal gestionada desde el principio. Se dejó morir la primera fase, unida a la segunda, y en la tercera gritamos que venía el lobo, con palabras como «muerte» o «desaparición», con un SOS a nivel nacional que resultó un auténtico fracaso. Ni los de casa ni los de fuera acudieron a la llamada de socorro. Había que buscar un inversor, con todo claro desde el principio, es decir, que el que pusiera los cuartos lo haría por la imagen de Iniesta, no por el Albacete. Y como no se midieron bien los tiempos todavía está por cerrarse la ampliación, con la soga al cuello y la rumorología como único recurso para los que tratamos de informar. Yencima tenemos que aguantar que nos metan goles por la escuadra por mor de las circunstancias.

Share

La gran mentira del fútbol (La Tribuna, 11-06-13)

Share

El fútbol suele vivir en una gran mentira. El negocio, siempre el negocio, hace que se sobrevaloren jugadores y entrenadores. Los representantes buscan colocar sus productos sacando la mayor tajada posible y en los clubes se las van tragando por mor de lograr un equipo competitivo o por aquello de la pertinente comisión, que también sucede.

Nos cansamos de ver cómo en ciertos clubes y en ciertos momentos un representante concreto campa a sus anchas y coloca jugadores como quien vende enciclopedias. Si fichas a este te tienes que llevar a este otro, y luego te encuentras jugadores que nadie sabe cómo han llegado a estar en Primera con un nivel que ni para Tercera División, y llenándose los bolsillos, principalmente el representante de turno.

Tener la suerte de estar con un representante u otro en el momento justo, o que tu representante le caiga en gracia al director deportivo de turno define muchas veces jugar en Primera o en Segunda B, más allá de lo que dicen las condiciones deportivas del elemento. Así, nos encontramos tuercebotas en Primera y jugadores con calidad para mucho más en la Segunda B.

No sólo ocurre esto en el mundo de los jugadores, también en el de los entrenadores, donde es todavía más evidente. Cansados estamos de ver técnicos que caminan de fracaso en fracaso en equipos de renombre, pero que cuentan con ese representante listo que sabe colocarlos en el momento ideal. Menos mal que algunos dirigentes ya se van espabilando, aunque todavía quedan los que se les llenan los ojos con vendehumos que lo único que hacen es llenarse los bolsillos y salir pitando cuando el carro se tuerce.

En éstas se me ocurre un nombre, José Mourinho. Grandísimo técnico. The Special One, y todo lo que tú quieras, pero que ha fracasado en uno de los mejores equipos del mundo, con uno de los mejores presupuestos del mundo y con toda la potestad para hacer y deshacer. Tres temporadas en el Real Madrid de Cristiano Ronaldo, Benzema, Di María, Casillas, Xavi Alonso, Kaká, Özil y compañía para llevarse una Liga y una Copa del Rey.

l tufo a fracaso tumba y encima su magia como estratega ha sido puesta de manifiesto más fuera del campo que en el terreno de juego, sabiendo sacar los pies del tiesto cuando era preciso para desviar la atención y montando mil y un pollos tanto fuera como incluso dentro de su propio vestuario, convirtiéndose en el principal enemigo del Real Madrid en su última temporada, donde claramente se fue labrando a conciencia un salida evidente al quedar demostrado que ya no daba para más en el banquillo blanco.

Y como en esto del fútbol todo es una gran mentira, después del fracaso no le falta tiempo para tener otro equipo donde vender humo y donde cobrar, si cabe, más que en el anterior. Igual hasta le suena la flauta y gana más títulos, pero siempre le quedará la espina de haber fracasado en el Madrid aunque le pusieran todo lo posible bajo sus pies.

Qué diferencia con la discreción y saber estar, por ejemplo, de Vicente del Bosque, que sin montar pollos, sin sacar los pies del tiesto, cobrando mucho menos, se llevó dos ligas, dos champions y una Supercopa de Europa, entre otros títulos. Pero como para los medios vende mucho más Mourinho y su circo, pues seguiremos alimentando esa gran mentira en la que a veces se convierte el fútbol.

Share

Nadie dijo que iba a ser fácil (La Tribuna, 04-06-13)

Share

Cuando el Albacete Balompié sufrió la convulsión que supone abandonar la Liga de Fútbol Profesional eran muchos los que pensaban que en uno o dos años el equipo volvería al que había sido su sitio natural en los últimos años.

Sólo los más viejos del lugar recordaban los duros años de Tercera y Segunda B, porque el club había vivido en una nube desde el histórico ascenso a Primera en 1991. Una vez visto lo que ahora es la Segunda B se demuestra que volver a la LFP es mucho más complicado que lo que muchos pensaban. Puedes tener un gran presupuesto o puedes tener un gran equipo, pero nada asegura el ascenso, y sino que se lo digan al Cartagena.

En estas dos temporadas hemos visto como el Lugo ascendió después de numerosas promociones, de lo mucho que le ha costado al Alavés recuperar la categoría perdida hace cuatro o cinco años y qué decir tiene de la trayectoria del Oviedo, el eterno aspirante que tendrá su oportunidad tras dejar en la cuneta a nuestra Albacete.

El fútbol es complicado. Ser mejor no sirve de mucho si no metes los goles, que es lo que este año le ha pasado al Albacete. Con más acierto, el Alba habría sido campeón de grupo, seguro, y, por supuesto, no habría quedado eliminado frente a un Oviedo con buenos jugadores, un fútbol muy práctico y una gran dosis de fortuna.

La primera eliminatoria ha dejado claro que el grupo IV era el más flojo con diferencia. Los cuatro clasificados han caído a las primeras de cambio, aunque el Jaén, como campeón, tendrá una segunda oportunidad.

Del tema económico mejor no hablar, aunque está claro que tampoco ha ayudado mucho, aunque ha servido para hacer más piña, para que el vestuario estuviera más unido en la adversidad y para que la afición fue consciente de los sacrificios hechos por jugadores y empleados por salvar esta entidad.

El varapalo ha sido grande. Las ilusiones quedaron rotas. Una lástima viendo el aspecto que presentó el Belmonte el domingo. No quiero pensar como se pondrá el campo el día que se juegue el partido decisivo por el ascenso. Muy grande la afición y muy grande el equipo. Más allá de las capacidades de uno y otro, la plantilla ha mostrado un compromiso con el club que ya hubiéramos querido en los últimos años de Segunda. Los jugadores se han dejado la piel, con mayor o menor acierto, pero se han vaciado en el campo por nuestro escudo, y eso es algo que se debe reconocer.

Ahora toca reflexión, para saber lo que interesa y lo que no, para encontrar un nuevo camino con el que mantener viva la llama. Habrá que encontrar la manera de que este club pueda seguir vivo, a pesar de los pesares, y que la próxima campaña vuelta a tener la oportunidad de luchar por el ascenso. Encomiable la labor de la familia Iniesta, que ya dice que el año que viene habrá un proyecto para ser campeones de grupo. Muchos critican su labor al frente del club y cierto es que, como en todos los casos, han tenido errores y aciertos, pero nadie puede negar su implicación y predisposición.

Lo más importante ahora es tener la cabeza fría, hilar muy fino y acertar en los puestos claves para la próxima  temporada. La plantilla necesita una renovación, está claro, pero hay muchos elementos muy aprovechables. Ahora toca trabajar en los despachos y esperemos que a mediados de julio pueda arrancar con ilusión la pretemporada del Albacete, lo que significará que este club sigue vivo.

Share
Entradas Siguientes »
© 2008 by Juan Carrizo del Ramo