El Blog de Juan Carrizo

Artículos de Zona Press 08-09

El deporte de elite muere en Albacete (La Tribuna, 14-07-09)

Share

El deporte de elite albaceteño hace tiempo que está herido de muerte y poco a poco vamos asistiendo a su paulatina desaparición. Pronto sólo quedará el deporte popular, que parece ser que es lo único que podrá sobrevivir ya está sufragado prácticamente al 100% por las instituciones.

Albacete tuvo un momento álgido en los inicios de los años 90, que más o menos ha ido continuando hasta mediados de la presente década. El ascenso del Albacete Balompié a Primera y los ascensos de CABA y Club Voleibol Albacete dieron unos años de esplendor al deporte local. Pronto se sumó el fútbol sala y a nivel provincial apareció el Hellín en baloncesto, al mismo tiempo que en la capital el CABA iba perdiendo fuelle por esa falta de recursos económicos que son el lastre para todos los clubes de nuestra provincia.
Fue precisamente el CABA el primero en caer, a pesar de llenar el Pabellón del Parque.

Aunque lo han intentado en los últimos años, ha sido imposible devolver la ilusión a la afición. Sin recursos para hacer equipos competitivos, el devenir de los cabistas por la Liga EBA ha sido con más pena que gloria y si nos quedaba algo de vida en el baloncesto provincial con el ADB Hellín, pues también ha caído este verano por esa falta de recursos. Nos quedamos sin baloncesto en EBA, que aunque fuera una categoría menor, al menos ahí estaba. Lo mismo pasa con el equipo femenino del CABA, que ha tenido la posibilidad de jugar en la Liga Femenina 2, segunda categoría a nivel nacional, pero que no ha podido hacerlo por la falta de presupuesto, y eso que cuentan con la ayuda de Caja Rural Albacete, pero no es suficiente.

Lo del Club Voleibol Albacete clama al cielo, porque si un equipo albaceteño ha sido estandarte de esta ciudad por toda España e incluso por toda Europa, ese ha sido nuestro querido equipo de voley.

Manda narices que un equipo con posibilidades, siempre en los primeros puestos y ofreciendo un rendimiento por encima de sus posibilidades, al saber administrar de manera excelente sus escasos recursos, se haya ido al garete por esa falta de recursos, por esa falta de apoyos empresariales. Sólo unos pocos se han tirado a la piscina, algo insuficiente. Lo del voleibol no sólo ha pasado en Albacete. Otros muchos equipos de Superliga han ido cayendo en los últimos años.

Y ahora la Superliga parece casi la liga canaria, pues allí parece que no afecta la crisis, que existe apoyo empresarial e institucional. Por que si no, ya me dirán de dónde sacan lo que otros no consiguen en la península.

Muerto el baloncesto, desaparecido el voleibol, el fútbol sala se mantiene a duras penas, pero sabiendo que apenas puede aspirar a tener un equipo de cantera y con bajo presupuesto, excesivas limitaciones para luchar frente a otros más poderosos. Y el Fundación Albacete de fútbol femenino también renunció a una plaza en la polémica nueva Superliga.

Así, a poco que nos descuidemos, sólo nos quedarán los Juegos Deportivos Municipales y el Circuito de Carreras Populares. Y el que quiera deporte de elite, pues a ver la tele. Es lo que hay.

Share

La estrategia del engaño (La Tribuna, 07-07-09)

Share

Respiramos aliviados superado por fin el periodo más gris en la historia del Albacete Balompié, aunque los nuevos administradores se hayan encontrado el club mucho peor de como decían que lo habían dejado los anteriores.

Analizando los últimos años nos encontramos un Consejo que desde el primer momento basó todo en la estrategia del engaño, y tan mal no les tuvo que ir para mantenerse en el cargo durante estos dos larguísimos años en los que han conseguido dejar a la institución a la altura del betún. Tal estrategia empezó cuando montaron su particular campaña de acoso y derribo al Consejo presidido por Ángel Contreras que, al final, va a resultar que no era tan malo como lo pintaban. Engañaron diciendo que ellos no querían entrar, que si había otra candidatura se retiraban, fue su primer gran embuste, pues al final quedó claro que lo único que querían era el sillón de mando, con un proyecto que quedó en papel mojado y que derivó en la sinrazón de un mandato basado en la prepotencia y el despotismo.

La estrategia del engaño ha sido constante, y muchos son los que la han sufrido, desde empleados a jugadores, técnicos y representantes, periodistas y hasta la propia judicatura. Lo de César Ferrando fue la gota que colmó el vaso. Toda la que se montó fue simple y llanamente una estrategia, como así reconoció en la pasada Junta el, ya por fortuna, ex presidente del Albacete, Ubaldo González. Una estrategia que no dudó en arrastrar el nombre de personas que, lo hicieran bien o lo hicieran mal, dieron su tiempo y su esfuerzo durante muchos años al Albacete, con el daño personal, familiar y económico que ello les supuso viagra otc usa. Pero tranquilos, que fue una estrategia, en la que engañaron a todo el mundo, incluidos los accionistas del Albacete. Los engañaron para que dieran su consentimiento para montar la que se montó en los juzgados. Mintieron descaradamente a la Junta, porque a cínicos, quedó demostrado, no les gana nadie.

Para rematar la faena, en una ridícula pantomima montada en la pasada Junta Extraordinaria, con la que el entonces presidente Ubaldo González quiso enmascarar una clara y contundente moción de censura transformándola en unas elecciones, las mentiras presidieron el informe del presidente donde se volvió, una vez más, a tratar de engañar a los accionistas, a los dueños del club. Entre otras lindezas, tuvo el cuajo de decir que no dejan hipotecado el club, cuando al primer vistazo ya se sabe que las cuentas arrojarán un importante déficit, y eso que se consiguió como ingreso extraordinario el traspaso de Jaime.

La estrategia también estuvo preparada con esa búsqueda insistente de candidatos que acompañaran a Ubaldo González, engañados por el todavía presidente respecto a los apoyos accionariales que supuestamente tenía. Quizás por ello le dejaron sólo en el estrado y no quisieron acompañarle en la recta final de la pantomima montada, esa nueva estrategia con la que quiso despedirse el presidente más llorón que ha tenido el Alba en su historia.

Dicho todo esto, espero que Ubaldo González y sus consejeros desaparezcan sin dejar rastro del entorno del Albacete porque, además del enorme daño que le han hecho a la entidad, la forma en la que han engañado, mentido y embaucado a los accionistas y aficionados durante todo este tiempo, les ha hecho perder cualquier legitimidad que pudieran tener ahora y siempre.

Share

¿Acabará el día 30 la pesadilla? (La Tribuna, 23-06-09)

Share

Como dice el refrán, hasta el rabo todo es toro, o sea, que aunque deportivamente la temporada ya ha llegado a su fin, por desgracia parece que hasta el 30 de junio habrá que seguir bregando contra la sinrazón de un Consejo de Administración que sigue aferrado al cargo y haciendo oídos sordos a los que a grito pelao les están diciendo que se marchen desde hace ya demasiado tiempo.

¿Qué tiene el sillón para agarrarse de esta manera? Ciertamente es incomprensible cómo se pegan al cargo los que, a lo mejor, no tienen nada mejor que hacer y que han llegado al Albacete Balompié a la situación más caótica que se recuerda en su historia.

La afición ha dado la espalda al equipo, los números cantan por sí mismos en lo que a clasificación se refiere, los jugadores huyen hasta queriendo quedarse, los empleados no saben si acudir al psicólogo o directamente coger la puerta e irse, como han hecho varios, hastiados de tantas y tantas tonterías que han tenido que aguantar, hasta los mismos consejeros cogen las de Villadiego mientras los que quedan aguantan el fuerte como si del Álamo se tratara. ¿Pero es que no se dan cuenta de que nadie los quiere?

En mayo de 2007 el Albacete Balompié empezó a vivir el sueño de Ubaldo González, que se convirtió en pesadilla para todos. La pesadilla continúa y cada vez parece más difícil que podamos despertarnos, porque el del sueño parece haberse aferrado al sillón y no hay manera de hacer que se suelte.

Ubaldo González amenaza ahora incluso con impugnar la Junta de Accionistas, algo que, ciertamente, ya no sorprende conociendo al personaje, pero que vuelve a rallar en lo esperpéntico de un mandato que si algo le ha caracterizado ha sido la esquizofrenia constante en que se instaló nada más llegar y en la que nos hemos mantenido durante dos larguísimos años.

Lo absurdo, el caos, los disparates y la sinrazón han estado presentes un día sí y otro también en un Albacete Balompié que ya no es ni la sombra de lo que fue. Los otrora Plataforma Bandera Blanca han convertido al club en un muñeco roto por su afán de protagonismo desmedido, que nos hizo ver a Ángel Contreras como el mayor de los demonios y que ahora nos desvela a los actuales dirigentes como oportunistas sin oficio ni beneficio que han querido aprovecharse del club sin importarles, en ningún momento, el daño que hacían a la entidad y a todo su entorno.

Poco queda ya para el 30 de junio, fecha en la que espero que los accionistas del Albacete pongan a cada uno en su sitio. Espero que acudan en masa al Paraninfo y que deleguen los que, por los motivos que ya todos sabemos, no puedan asistir. Espero que los accionistas se dejen oír, y bien fuerte, y que obren con responsabilidad y coherencia. Espero que por fin podamos despertarnos de esta pesadilla que ya dura demasiado. Espero que Ubaldo González Garrote y su Consejo se conviertan en pasado y que sea el inicio de una nueva era de estabilidad, honestidad y en la que, de verdad, los intereses del Albacete Balompié caminen por encima de las personas.    

Share
Entradas Siguientes »
© 2008 by Juan Carrizo del Ramo