El Blog de Juan Carrizo

Artículos de Baloncesto

El baloncesto nos sigue dando alegrías (La Tribuna, 23-05-17)

Share

No puedo negar que el baloncesto es una de mis pasiones. Siempre lo he vivido de forma especial, porque son muchos años dentro de este fantástico deporte y, por ello, me alegra el gran momento que vive, no sólo en nuestra capital, también en la provincia.

Estamos expectantes por ver si el Albacete Basket puede seguir la próxima campaña en LEB Plata, algo que, para los que conocemos como funciona esto, es más una cuestión puramente económica que otra cosa, pues casi siempre hay posibilidades.

Y estamos francamente contentos por la gran temporada que ha realizado el Fundación Globalcaja La Roda, que ha culminado con el ascenso a LEB Plata, un hito en la historia de uno de los clubes de la provincia con más tradición de cantera. Impresionante el trabajo de Alejandro González en el banquillo y de todo el club. Llegados a este momento me acuerdo lo mucho que han bregado durante tantos y tantos años gente como el fallecido y recordado Antonio Monsalve, Adolfo Fernández o Diego Berruga.

Por só fuera poco, también logró el ascenso al Zasan CB Almansa en una bonita fase donde su máximo rival fue otro equipo de la provincia, el PCE Instruments Tobarra CB. Así, la Liga EBA tendrá mínimo dos representantes, con el Almansa y el Villarrobledo, tras la que ha sido, posiblemente, su mejor temporada desde que llegó a la cuarta categoría del baloncesto nacional.
Y es que el deporte de la canasta tiene una gran tradición en nuestra provincia y se ha vivido siempre con mucha intensidad en todas estas localidades que, ahora, están recogiendo los frutos al trabajo bien hecho.
El fin de semana deportivo nos dejó también otras buenas noticias, como la permanencia del Fundación Albacete Nexus en la Primera División Femenina. Hubo que sufrir hasta el final, pero se consiguió mantener al equipo en la elite de un deporte cuya presencia y repercusión ha ganado muchos enteros desde que la LFP se puso manos a la obra.
El Albacete Balompié nos dejó un poco fríos con su empate frente al Lorca FC. Creo que el Alba fue mejor y tiene mejor equipo, pero eso hay que demostrarlo en el campo. Si no aciertas en ataque y fallas en defensa, el ascenso está complicado. Habrá que confiar en que fuera de casa está logrando mejores resultados.

Share

Hay que aplaudir también en la derrota (La Tribuna, 25-04-17)

Share

El mundo del deporte, es demasiado resultadista. Ganar trae los halagos, la alegría y las buenas caras. La derrota saca lo peor, a veces con críticas desmedidas e incluso los insultos. Lo vemos todos los domingos y todos los años, principalmente en los equipos de fútbol. Cuando las cosas se tuercen los futbolistas son acusados de mercenarios, los entrenadores vilipendiados y señalados. Es complicado conseguir que la afición sea coherente cuando se trata de equipos modestos que quizás están por encima de sus posibilidades y que han hecho todo lo posible por conseguir esos buenos resultados que no han llegado.

No sé si en el baloncesto la afición está hecha de otra pasta, pero lo cierto y fijo es que todo han sido halagos y aplausos para el Arcos Albacete Basket. No he visto ni oído una mala actitud de la afición cuando el equipo pasó su peor racha de la temporada. Sólo sentía el cariño de la gente por el esfuerzo, tanto de jugadores como técnicos. Por eso la racha final que casi llevó al equipo a la permanencia fue recibida con algarabía y regocijo.

Todos empujamos por conseguir el objetivo. Se estuvo a punto de mantener la categoría. Durante muchos minutos del partido en Zamora el sueño estuvo cerca, pero el equipo no pudo culminar su particular remontada. Enfrente había otro club en idéntica situación, defenestrado hace algunas semanas y con una racha triunfal para llegar a jugársela en el último acto de la temporada. Por suerte para ellos, se jugó en su casa. Eso pudo ser fundamental. Y al final, esos valientes aficionados del Arcos Albacete que acompañaron al equipo, lo despidieron con aplausos. No podía ser de otra manera.

El trabajo de Alfredo Gálvez, con sus aciertos y errores, ha sido magnífico. El técnico, con su equipo, ha conseguido devolver a la ciudad un deporte que gusta y divierte. Se volvió a llenar el Pabellón del Parque, algo impensable hace seis años. Por todo ello, ahora, en la derrota, hay que ser coherente y consecuente. Todo ese trabajo no se puede tirar por la borda. Ahora es cuando hay que seguir adelante, con más fuerza si cabe, tras haber demostrado que Albacete quiere baloncesto.

Obviamente es tiempo de reflexión. De ver los aciertos y los errores. De aprender. Yde seguir, aunque tenga que ser en la Liga EBA. Ahí estará la afición. Ahí estaremos todos, apoyando al Albacete Basket. Se lo merece.

Share

Seis jornadas para disfrutar (La Tribuna, 14-03-17)

Share

El domingo disfruté con el partido del Arcos Albacete Basket. Y lo hice más allá de la victoria, que tanta falta hacía para dar un golpe de timón a la preocupante cuesta abajo que había cogido el equipo.

Disfruté porque a pesar de la mala racha, los malos resultados e incluso el mal juego, el Pabellón del Parque estaba lleno y cargado de optimismo. Quizás uno está mal acostumbrado a ese público resultadista, futbolístico, que sólo aparece en los triunfos y se volatiliza en las derrotas. Pues eso no pasa con el Albacete Basket, un buen síntoma de que el proyecto que empezó con ilusión y vive su primer bache se ha consolidado en el corazón de los albaceteños.

Disfruté al ver cómo el veterano Diego Fox sigue dando todo lo que tiene por esa camiseta verde que tendrán que retirar el día que decida dejarlo, que esperemos sea más tarde que pronto. Su presencia en la pista revoluciona el partido, levanta a la gente de sus asientos y carga de adrenalina a sus compañeros. Pocos son capaces de tener ese liderazgo y esa chispa como tiene el pibe.

Disfruté al ver cómo jugadores que están de paso, que llegaron el pasado verano y que seguramente el siguiente vestirán otra camiseta, tiran del carro a pesar de todo lo que ha pasado, las idas y venidas y la descomposición en la que parecía haber entrado la plantilla. Davis y Torres demuestran ser dos profesionales como la copa de un pino. Y qué decir de gran Nathanaelson; que sí, que es algo torpe con el balón en las manos, pero se lo deja todo en la cancha y lo vive de tal manera que si no fuera por ese color blanquecino que lo delata uno diría que es del barrio del Pilar en lugar de la lejana Islandia.

Y por último disfruté al ver la explosión, por fin, de dos chavales con un potencial enorme. Maldonado, al que se le tiene que quitar el miedo de mirar el aro, salió como perro de presa y realizó una labor de esas que no se ven en las estadísticas, pero aprecian los que saben de lo que va este deporte. Y qué decir de José Antonio Blázquez, con ese impresionante físico por explotar que apareció para liderar la remontada del Albacete Basket. Lo vimos correr el contragolpe, rebotear, asistir, penetrar y hasta se marcó un triple decisivo.

Y para colmo, el equipo ganó, que falta le hacía, pero, qué quieren que les diga, para mí fue lo menos importante. Seis jornadas nos quedan para disfrutar, habrá que aprovecharlas.

Share
Entradas Siguientes »
© 2008 by Juan Carrizo del Ramo