La estrategia del engaño (La Tribuna, 07-07-09)

L

Respiramos aliviados superado por fin el periodo más gris en la historia del Albacete Balompié, aunque los nuevos administradores se hayan encontrado el club mucho peor de como decían que lo habían dejado los anteriores.

Analizando los últimos años nos encontramos un Consejo que desde el primer momento basó todo en la estrategia del engaño, y tan mal no les tuvo que ir para mantenerse en el cargo durante estos dos larguísimos años en los que han conseguido dejar a la institución a la altura del betún. Tal estrategia empezó cuando montaron su particular campaña de acoso y derribo al Consejo presidido por Ángel Contreras que, al final, va a resultar que no era tan malo como lo pintaban. Engañaron diciendo que ellos no querían entrar, que si había otra candidatura se retiraban, fue su primer gran embuste, pues al final quedó claro que lo único que querían era el sillón de mando, con un proyecto que quedó en papel mojado y que derivó en la sinrazón de un mandato basado en la prepotencia y el despotismo.

La estrategia del engaño ha sido constante, y muchos son los que la han sufrido, desde empleados a jugadores, técnicos y representantes, periodistas y hasta la propia judicatura. Lo de César Ferrando fue la gota que colmó el vaso. Toda la que se montó fue simple y llanamente una estrategia, como así reconoció en la pasada Junta el, ya por fortuna, ex presidente del Albacete, Ubaldo González. Una estrategia que no dudó en arrastrar el nombre de personas que, lo hicieran bien o lo hicieran mal, dieron su tiempo y su esfuerzo durante muchos años al Albacete, con el daño personal, familiar y económico que ello les supuso viagra otc usa. Pero tranquilos, que fue una estrategia, en la que engañaron a todo el mundo, incluidos los accionistas del Albacete. Los engañaron para que dieran su consentimiento para montar la que se montó en los juzgados. Mintieron descaradamente a la Junta, porque a cínicos, quedó demostrado, no les gana nadie.

Para rematar la faena, en una ridícula pantomima montada en la pasada Junta Extraordinaria, con la que el entonces presidente Ubaldo González quiso enmascarar una clara y contundente moción de censura transformándola en unas elecciones, las mentiras presidieron el informe del presidente donde se volvió, una vez más, a tratar de engañar a los accionistas, a los dueños del club. Entre otras lindezas, tuvo el cuajo de decir que no dejan hipotecado el club, cuando al primer vistazo ya se sabe que las cuentas arrojarán un importante déficit, y eso que se consiguió como ingreso extraordinario el traspaso de Jaime.

La estrategia también estuvo preparada con esa búsqueda insistente de candidatos que acompañaran a Ubaldo González, engañados por el todavía presidente respecto a los apoyos accionariales que supuestamente tenía. Quizás por ello le dejaron sólo en el estrado y no quisieron acompañarle en la recta final de la pantomima montada, esa nueva estrategia con la que quiso despedirse el presidente más llorón que ha tenido el Alba en su historia.

Dicho todo esto, espero que Ubaldo González y sus consejeros desaparezcan sin dejar rastro del entorno del Albacete porque, además del enorme daño que le han hecho a la entidad, la forma en la que han engañado, mentido y embaucado a los accionistas y aficionados durante todo este tiempo, les ha hecho perder cualquier legitimidad que pudieran tener ahora y siempre.

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets