¿Acabará el día 30 la pesadilla? (La Tribuna, 23-06-09)

¿

Como dice el refrán, hasta el rabo todo es toro, o sea, que aunque deportivamente la temporada ya ha llegado a su fin, por desgracia parece que hasta el 30 de junio habrá que seguir bregando contra la sinrazón de un Consejo de Administración que sigue aferrado al cargo y haciendo oídos sordos a los que a grito pelao les están diciendo que se marchen desde hace ya demasiado tiempo.

¿Qué tiene el sillón para agarrarse de esta manera? Ciertamente es incomprensible cómo se pegan al cargo los que, a lo mejor, no tienen nada mejor que hacer y que han llegado al Albacete Balompié a la situación más caótica que se recuerda en su historia.

La afición ha dado la espalda al equipo, los números cantan por sí mismos en lo que a clasificación se refiere, los jugadores huyen hasta queriendo quedarse, los empleados no saben si acudir al psicólogo o directamente coger la puerta e irse, como han hecho varios, hastiados de tantas y tantas tonterías que han tenido que aguantar, hasta los mismos consejeros cogen las de Villadiego mientras los que quedan aguantan el fuerte como si del Álamo se tratara. ¿Pero es que no se dan cuenta de que nadie los quiere?

En mayo de 2007 el Albacete Balompié empezó a vivir el sueño de Ubaldo González, que se convirtió en pesadilla para todos. La pesadilla continúa y cada vez parece más difícil que podamos despertarnos, porque el del sueño parece haberse aferrado al sillón y no hay manera de hacer que se suelte.

Ubaldo González amenaza ahora incluso con impugnar la Junta de Accionistas, algo que, ciertamente, ya no sorprende conociendo al personaje, pero que vuelve a rallar en lo esperpéntico de un mandato que si algo le ha caracterizado ha sido la esquizofrenia constante en que se instaló nada más llegar y en la que nos hemos mantenido durante dos larguísimos años.

Lo absurdo, el caos, los disparates y la sinrazón han estado presentes un día sí y otro también en un Albacete Balompié que ya no es ni la sombra de lo que fue. Los otrora Plataforma Bandera Blanca han convertido al club en un muñeco roto por su afán de protagonismo desmedido, que nos hizo ver a Ángel Contreras como el mayor de los demonios y que ahora nos desvela a los actuales dirigentes como oportunistas sin oficio ni beneficio que han querido aprovecharse del club sin importarles, en ningún momento, el daño que hacían a la entidad y a todo su entorno.

Poco queda ya para el 30 de junio, fecha en la que espero que los accionistas del Albacete pongan a cada uno en su sitio. Espero que acudan en masa al Paraninfo y que deleguen los que, por los motivos que ya todos sabemos, no puedan asistir. Espero que los accionistas se dejen oír, y bien fuerte, y que obren con responsabilidad y coherencia. Espero que por fin podamos despertarnos de esta pesadilla que ya dura demasiado. Espero que Ubaldo González Garrote y su Consejo se conviertan en pasado y que sea el inicio de una nueva era de estabilidad, honestidad y en la que, de verdad, los intereses del Albacete Balompié caminen por encima de las personas.    

Sobre el autor

Juan Carrizo

Jugador y entrenador titulado de baloncesto, practicante de otros deportes como el fútbol, el atletismo o el tenis, trabajo como redactor de deportes en La Tribuna de Albacete desde 1991 habiendo colaborado en diferentes ocasiones y en varias emisoras locales como Radio Chinchilla, COPE o la desaparecida Arco Iris.

Add comment

Categorías

Mis Tweets